Más de 35 niños del Centro de Reparación Especializada de Administración Directa, Cread, se encuentran participando de los talleres de natación que imparte el Instituto Nacional del Deporte, en el Polideportivo Renato Raggio de Playa Ancha, lugar al que llegan de martes a viernes para practicar esta disciplina.

En el polideportivo Renato Raggio de Valparaíso, los jóvenes del Cread Playa Ancha practican natación cuatro veces por semanas gracias a la alianza estratégica entre el IND y el Sename, lo que ha permitido promover y potenciar sus habilidades en diversas áreas.

Esta iniciativa se enmarca en la alianza estratégica entre el IND y el Servicio Nacional de Menores de la región de Valparaíso para dotar de una oferta programática con talleres y actividades que favorezcan a los niños, niñas y adolescentes, mejorando el vínculo con otros organismos.

El director regional de Sename, Esteban Elórtegui, además de valorar iniciativas como estas, dijo que “durante estas vacaciones de verano, más que siempre los niños, niñas y adolescentes deben ejercer su derecho a la entretención, y para ello es muy importante practicar actividades como estas que constituyen instancias de encuentro y sana diversión. El deporte es una actividad que genera valores y responsabilidades en nuestros jóvenes, mejora el ánimo, minimiza ansiedades, en fin, trae muchos beneficios que estamos seguros, serán de gran aporte para ellos”.

Por su parte, el director regional de IND, Víctor Torres, señaló que “es una buena oportunidad para ellos, el tener la posibilidad de ocupar nuestros espacios, y también una buena oportunidad para nosotros porque estamos llegando a lugares donde pocos llegan o que muchas veces pasan desapercibidos. Creo que es muy importante en la formación y recuperación de estos niños lo que nosotros estamos haciendo”.

Para el terapeuta ocupacional del Cread Playa Ancha, Juan Guerrero, este taller “ha traído cuantiosos beneficios, puesto que los jóvenes declaran divertirse, además de aprender la técnica del nado.   Este tipo de iniciativa son de extrema importancia, puesto que estamos frente a una colaboración comunitaria en torno al trabajo de reparación y resignificación de la experiencia de vulneración”. El profesional del Cread de Playa Ancha, agregó además que “la natación o el contacto con el agua guiado promueve y potencia habilidades en todas las esferas, por ejemplo, a nivel sensorial se logra una mayor integración de los estímulos, visualizando una disminución de los estados ansiosos, estrés, estados de inatención (se observan cooperadores y atentos), por lo que se observa una regulación de conductas disruptivas lo que favorece la integración social de los niños, niñas y adolescentes al contexto”.

Para que estos jóvenes pudieran asistir correctamente y cumplir con los objetivos trazados, se destinaron recursos propios del Cread para la compra de implementos como trajes de baño, toallas y gorras de agua, mientras que el IND dispuso de dos instructores exclusivos para los dos grupos que asisten, el de hombres y el de mujeres.

Cabe destacar que en el transcurso del taller, han asistido jóvenes y niños/as en situación de discapacidad intelectual, experiencia que ha resultado muy valiosa para su inclusión y así poder favorecer y potenciar su desarrollo psicomotor. Esto último se visualiza en un desarrollo de un mejor control postural, planificación motora bilateral, coordinación motora global, entre otros.