Imprimir
Valparaíso Puerto TPS Oliver Weinreich

Alta especialización, buena comunicación y conocimiento acabado de la logística son las claves para que la exportación de fruta fresca en buques cámara funcione como una orquesta, donde cada quien conoce a la perfección su rol, pero sólo puede cumplirlo como parte de un equipo mucho más grande y muy bien afiatado.

Valparaíso, y en especial Terminal Pacífico Sur Valparaíso, han desarrollado un sistema basado en una detallada planificación y trabajadores capacitados en el manejo de este tipo de carga para dominar la actividad de las naves frigorífico: en la actualidad las dos líneas navieras que realizan este tipo de transporte recalan en TPS.

Algunos números clarifican las dimensiones de este tipo de operación: una nave refrigerada puede cargar alrededor de 6.500 pallets, lo que quiere decir que entre 250 y 300 camiones deberán ser descargados para llenar un buque cámara, lo cual requerirá en promedio 40 trabajadores por turno, en un total de 7 a 8 turnos para completar el embarque de acuerdo a los rendimientos esperados. Toda la coordinación de este proceso es liderada por el equipo de fruta de TPS, en el que algunas personas cuentan con más de 30 años de experiencia en la exportación de fruta fresca.

Oliver Weinreich, gerente general de TPS, explicó que “a diferencia de otras cargas como la que va en contenedores, la fruta fresca de exportación no permanece en el patio: el camión baja al terminal y los pallets con las cajas de fruta fresca se embarcan de inmediato a las bodegas de las naves, que poseen equipos de frío y aislación térmica. Los tiempos son muy importantes, pero también la experiencia logística y la capacidad de resolución de problemas. Tiene que salir todo bien a la primera, y eso se logra con mucha planificación”.

En la temporada reciente, el 86% de los envíos de fruta en buques cámara correspondió a uva de mesa, seguido por nectarines con un 4.6%, ciruelas con el 3.9% del total y duraznos, que representan el 3.5% de los envíos por TPS.

Líneas navieras especializadas

En la temporada pasada, TPS embarcó cerca de 200 mil toneladas de fruta fresca en buques cámara, todos pertenecientes a las dos líneas navieras de este rubro: Cool Carriers y Global Reefers, que entre los puertos de la Región de Valparaíso sólo recalan en Valparaíso, por la especialización que este puerto ha logrado en el manejo de la carga de sus clientes.

Cool Carriers es una empresa que lleva casi dos décadas trabajando en el Terminal 1 de Valparaíso, con naves que viajan a ambas costas de Estados Unidos (Este y Oeste), y que en los últimos años ha embarcado alrededor de 130 mil toneladas por temporada en TPS. Por su parte, Global Reefers, compañía especializada en el transporte de fruta, que ha operado por mucho tiempo en Valparaíso, hace dos años comenzó a concentrar sus operaciones en TPS, convirtiéndolo en el principal terminal de la región para buques cámara.

Ricardo Barckhahn, Managing Director de Cool Carriers en Chile, comentó que: “El actual escenario mundial, ha impuesto grandes desafíos a toda la cadena logística de la carga frigorífica. Y somos unos convencidos, que nuestro modo de transporte será de gran aporte en estas nuevas exigencias. Entregando información permanente, servicio rápido, y lo más importante, flexibilidad, lo cual permitirá adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes.”

“El grupo Global Reefers lleva más de 30 años prestando servicios de transporte en naves refrigeradas a los exportadores chilenos. Hoy, para satisfacer la multiplicidad de destinos de nuestras exportaciones, Global Reefers combina la flexibilidad de sus naves reefer especializadas con la diversidad de destinos que ofrece el transporte refrigerado en naves portacontenedores, solucionando en una misma plataforma logística el 100% de las necesidades de transporte de los exportadores chilenos”.