Imprimir
Senado Pueblos Originarios Tribunal Constitucional Plebiscito

Ayer en la Sala del Senado se postergó la votación de Escaños Reservados para Pueblos Indígenas, reforma constitucional que lleva casi un año de trámite legislativo y que ha sido dilatada una y otra vez en el Congreso. De hecho, recién a una semana del Plebiscito del 25 de octubre, la iniciativa fue despachada desde la Comisión de Constitución del Senado donde había ingresado en diciembre del año pasado.

Acusan que el Gobierno, que estuvo ausente durante toda la tramitación de la iniciativa, distorsiona el debate y perpetúa siglos de exclusión política hacia los Pueblos Originarios.

Por si fuera poca la dilación del debate, el Gobierno repuso una indicación que resta escaños en relación con la propuesta de los Pueblos Indígenas, fusionando la representatividad en el caso de los Pueblos Yagan y Kawésqar; y Colla y Diaguita, respectivamente. Además, RN y la UDI solicitaron que el quórum requerido sea de 2/3, y no 3/5 como requiere una reforma como ésta, que modifica un artículo transitorio de la Carta Fundamental, y amenazaron con acudir al Tribunal Constitucional.

En este contexto, desde la Red de Ciudadanos indígenas por una Convención Plurinacional, compuesta por dirigentes y organizaciones de los Pueblos Indígenas, acusan que esta situación solo demuestra la “falta de voluntad para asegurar una participación efectiva de los 10 Pueblos Indígenas en la Convención Constitucional, perpetuando siglos de exclusión política”.

Enfatizan que “el Gobierno se ausentó sin justificación a las sesiones de la Comisión de Constitución del Senado que analizaba la iniciativa desde diciembre de 2019 y aparece ahora promoviendo una indicación que no otorga representatividad a todos los Pueblos y que distorsiona el debate aludiendo a una Consulta Indígena realizada para fines totalmente distintos a un órgano constituyente”.

“Los Pueblos Indígenas elaboraron propuestas para su representación en la Convención Constitucional, las que fueron presentadas ante la ciudadanía y ante el Congreso, pero la dilatación del debate y la ausencia de los ministros Cristián Monckeberg y Karla Rubilar no permitieron que la reforma estuviera lista antes del Plebiscito. Los pueblos indígenas NO han acordado 15 escaños, ni siquiera los representantes indígenas cercanos a Chile Vamos apoyan esa iniciativa, ya que los últimos datos del Censo 2017 establecieron que las personas identificadas con los Pueblos Indígenas son el 12,8%  y por ello se solicitan 24 escaños, no es una solicitud antojadiza”, aseguran.

Señalan además que “entorpeciendo aún más la efectiva participación de los Pueblos Indígenas en las deliberaciones políticas constituyentes, el Gobierno propone la elaboración de un Padrón Especial, el que no resulta realista, ya que en la actualidad el Registro de CONADI excluye a más de un millón 200 mil indígenas, ya sea por temas burocráticos, demográficos o por falta de conectividad, situaciones que en tiempos de pandemia dificultan aún más su tramitación”.

“Nos preocupa la creatividad demostrada para incorporar trabas al debate y la poca voluntad para avanzar. Hoy existe una oportunidad histórica para saldar parte de la deuda del Estado con los Pueblos Indígenas. La ciudadanía lo ha entendido y ha levantado las banderas Wiphala y Wenufoye para exigir participación efectiva de los Pueblos en la Convención Constitucional. No nos cuenten cuentos ni decidan por nosotros. Llamamos a Aprobar Escaños Reservados Ahora”, subrayan.