Imprimir
Quillota Hospital Van Buren AUDIO 🎤 Junaeb

Rousse Fierro Romero, alumna de sexto básico del colegio Terranova de la comuna de Quillota en el año 2010 recibió por parte del Ministerio de Salud un implante coclear del oído derecho en el Hospital Naval de Viña del Mar y luego de 7 años de uso, en el 2017, Junaeb apoyó el recambio de su procesador y ahora nuevamente le brindó la misma ayuda, la cual se llevó a cabo en el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso.

En la instancia la estudiante estuvo acompañada por su madre Aurelia Romero y su padre Dagoberto Fierro; la directora regional de Junaeb Valparaíso, María Loreto Sotomayor; la otorrinolaringóloga Paula Silva y la fonoaudióloga Lorena Cabezas, entre otros profesionales del Hospital Carlos Van Buren.

La Dra. Paula Silva, especialista de la Unidad de Otorrinolaringología del Hospital Carlos Van Buren explicó que “el implante es una posibilidad para los pacientes en que lo audífonos ya no son suficiente y en el caso de los niños y niñas es muy importante para el desarrollo del lenguaje, en el fondo, eso va a determinar toda su vida social. Lo que antes se conocía como sordomudos, en el fondo, es una persona que, por no escuchar, nunca aprendió a hablar. Entonces todo eso se puede prevenir detectando la sordera temprano e implementando con audífonos y para los casos en los que no funcionan porque tienen una sordera muy profunda, ahora tienen una solución con el implante y sobre todo, si está el acceso en el sistema público”.

Por su parte, la fonoaudióloga Lorena Cabezas del HCVB especificó que “tenemos 65 pacientes implantados actualmente en el hospital, con este caso, sumamos 66, 34 pacientes están en edad escolar, por lo tanto, podrían ser posibles beneficiarios de Junaeb. De estos casos, 19 no tienen opción de ser GES, por lo tanto, sí requieren ayuda de otros programas como el de la Junaeb y de esos casos, 10 efectivamente la Junaeb los ha ayudado de una u otra forma con sus procesadores o con los accesorios de los implantes, como son los cables, las baterías, entre otros elementos”.

La mamá de Rousse, Aurelia Romero, señaló que “es maravilloso, es el tercer procesador que se le entrega a mi hija. Esto le sirve a ella para no quedar en el mundo del silencio, entonces eso le ayuda bastante. Un cambio totalmente diferente para ella, se le vienen muchos proyectos a ella con esto. Maravilloso, feliz y contenta”.

El padre de Rousse, Dagoberto Fierro, manifestó que “me parece una iniciativa excelente porque mi hija lo necesitaba mucho. Con esto ella va a poder desenvolverse mejor en la vida, ya que por su sordera tiene problemas para estudiar, para compartir con sus amigos y esto la lleva a tener una mejor calidad de vida. Además, quiero dar las gracias a todas las personas que han participado en esto. Por intermedio mío y de mi familia dar las gracias a todas las personas que hicieron posible que mi hija pudiera tener un procesador nuevo”.

Rousse Fierro expresó sus agradecimientos por la ayuda brindada “gracias por el procesador, estoy muy contenta y feliz y gracias a todos”.

La directora regional de Junaeb Valparaíso, María Loreto Sotomayor, comentó que “estamos comprometidos con el bienestar integral de los estudiantes donde a través de los Programas de Salud del Estudiante de Junaeb, otorgamos distintas prestaciones para que los y las alumnas accedan a atención de calidad en salud, de manera que no exista ningún obstáculo para que ellos permanezcan y concluyan con éxito su etapa escolar, tal como es el caso de Rousse”.

La Seremi de Educación, Patricia Colarte, destacó la importancia de este apoyo para la estudiante y señaló que “este procesador permitirá a Rousse tener una mejor adaptación a su entorno mejorando de esta manera sus procesos de aprendizajes. Quiero destacar el compromiso del Ministerio de Educación a través de Junaeb que a pesar del contexto de pandemia, continúa entregando soluciones y mejorando la calidad de vida de los alumnos.”

Implante coclear

El implante coclear consta de dos partes; una parte interna, donde el dispositivo se implanta quirúrgicamente dentro del hueso que rodea el oído (hueso temporal), con un estimulador-receptor, y guía de electrodos, que codifican la señal auditiva en eléctrica, que luego se envía al cerebro. La parte externa que está formada por un micrófono/receptor, un procesador de lenguaje y una antena o bobina. Esta parte del dispositivo capta el sonido, lo convierte en un código digital y lo envía a la parte interna del implante coclear. El componente externo o procesador permite a la persona escuchar su entorno, comunicarse con los demás y permite un mejor rendimiento escolar. Sin embargo debe ser renovado de manera periódica, alrededor de 5 años o al finalizar su período de garantía que son 3 años.

El nuevo procesador de última tecnología audiológica tiene una inversión de más de 13 millones de pesos.