La Dirección General del Crédito Prendario, más conocida como “Tía Rica”, inauguró su sucursal N° 21 en la ciudad de Quilpué, ubicada en calle Freire 1284, hasta donde llegó la Seremi del Trabajo y Previsión Social, Karen Medina, para acompañar a las autoridades locales en el tradicional corte de cinta.

La Seremi del Trabajo, Karen Medina, junto al Director general de DICREP, Luis Acevedo y autoridades locales, inauguraron la sucursal N° 21 de la Casa de Crédito Prendario.El nuevo edificio de DICREP está ubicado en la calle Freire 1284, instancia donde además, estuvieron presentes el director general (TP) de la institución, Luis Acevedo, en compañía del gobernador de la Provincia de Marga Marga, Gianni Rivera, y la administradora municipal, Claudia Espinoza, en representación del alcalde de la comuna, Mauricio Viñambres.

En la oportunidad, la máxima autoridad provincial, destacó los beneficios que entrega la DICREP en cada uno de sus préstamos, que van en directo beneficio de las familias más vulnerables. “Es una gran noticia que comunicamos a la Región de Valparaíso, así como el Bono Invierno 2015 que anunciamos esta mañana. Ésta también es una gran inversión que facilitará la ayuda de beneficios sociales para la provincia; es un trámite rápido, de fácil acceso, por lo tanto DICREP es un gran prestador de servicio para quienes requieran acudir rápidamente para resolver una necesidad social”.

Para Luis Acevedo, Director General de la DICREP, señaló que “Estamos muy contentos de iniciar operaciones en la comuna de Quilpué. Llevamos 15 días de marcha blanca y hemos prestado casi 13 millones de pesos, a más de 300 personas. Esperamos que esta oferta se haga permanente en las comunas aledañas, sólo basta venir con el carnet para acceder al crédito. Acá no pedimos antecedentes comerciales ni de ningún otro tipo, por lo que es un préstamo totalmente sin trabas”, recalcó.

La nueva sucursal de “La Tía Rica” en Quilpué, funcionará de lunes a viernes, de 9 a 14 horas, recordando que la Casa de Crédito Prendario DICREP, ayuda a cerca de 200 mil familias al año en Chile, mientras que un usuario en promedio recibe alrededor de 90 mil pesos por concepto de crédito.