Don Luis Fernandez, oriundo de la comuna de La Cruz, ha dedicado su vida a la agricultura. Primero trabajando en la producción de paltos y con el paso de los años terminó especializándose en la apicultura, rubro que le ha traído muchas satisfacciones y que actualmente le permite tener diversos productos de la colmena como miel, polen, propóleo y derivados como el vinagre de miel y palitos de miel, “ideales para colación de los niños” asegura este productor.

Producto fue creado hace seis meses por agricultor INDAP que busca dar “el palo al gato” con su invento que ofrece en un espacio ubicado en pleno corazón de Quillota y que ya fue probado por prestigiosos chef en la 1° Feria Chile a la CartaPese a sus buenos resultados, su incansable espíritu emprendedor ha llevado a este usuario INDAP a una incesante búsqueda por encontrar nuevos nichos de negocios y mejorar su producción, por lo que comenzó a trabajar en productos deshidratados, con su marca Agrofergo, sin pensar que esta nueva faceta le abriría las puertas del mercado gourmet.

Y fue la casualidad, pero también su inquietud, lo que lo llevó a desarrollar la “sal de apio” un innovador producto que ya es valorado por destacados chef de nivel nacional:

“Empecé a desarrollar otros productos aprovechando la sala de cosecha de miel, que se ocupa una vez al año, y me di cuenta que podía desarrollar otro negocio con los deshidratados. Hace seis meses partí con esta idea y ha tenido gran aceptación, pero lo que me ha dado mayores satisfacciones ha sido la sal de apio que comencé a desarrollar gracias a la sugerencia de una clienta que venía desde Europa”, cuenta Fernández.

Según este emprendedor, el producto que resultó es diferente al condimento que se ocupa en Europa, porque es de color verde: “no es un apio de mercado, tiene un sabor distinto y con más fragancia”, pero lo que más tiene contento a este agricultor crucino, es que en su reciente participación en la feria nacional Chile a la Carta, que se realizó en Santiago, este producto fue, según sus propias palabras, “todo un éxito” con apariciones en televisión y donde los propios chef la probaron y consideraron que era el producto más innovador de la feria.

Asistencia técnica

Una de las características especiales de este condimento es el origen de la hortaliza que proviene de otro productor de La Cruz y usuario INDAP de origen diaguita, Francisco Menay, quien provee a Fernández de un apio producido sin químicos: “el apio que ocupo se produce bajo los ciclos de la luna y cero contaminantes. Él me manda las plantas, yo las deshidrato y las proceso, se hace la homogenización con sal de mar, que tiene menos sodio. Estamos patentando el producto por el alto impacto que ha tenido en el mercado”.

Gracias a su esfuerzo y tenacidad este emprendedor pertenece actualmente al Programa de Asistencia Técnica, SAT, de alimentos procesados de INDAP, donde ha tenido el apoyo suficiente para continuar con su producción, a la que suma ahora la sal de romero y próximamente la sal de albahaca. Además de su producción de deshidratados de membrillo, pera, naranja y manzana que han tenido gran aceptación como colaciones saludables para niños.

Y por si fuera poco, como este emprendedor quería acortar las cadenas de comercialización y propender a los circuitos cortos, desde febrero de este año se instaló en un espacio del mall Paseo del Valle, en pleno corazón de la comuna de Quillota, donde además de vender sus productos, ofrece los de cinco emprendedores más, la mayoría usuarios de INDAP, entre los que se cuentan hierbas medicinales, amaranto, aceites esenciales, frutos secos y su producto estrella: la sal de apio, junto al resto de su producción de miel y deshidratados.

Para el director regional de INDAP, Helmuth Hinrichsen, “don Luis es un ejemplo de esfuerzo e ingenio que ha sabido aprovechar las oportunidades y donde el apoyo permanente de INDAP a través de asistencia técnica y capacitaciones ha permitido que este emprendedor este innovando con la producción de deshidratados. Al mismo tiempo, está potenciando los circuitos cortos fortaleciendo de esta forma la comercialización directa de pequeños productores de la región y que además es uno de los ejes estratégicos del Ministerio de Agricultura a través de INDAP”.