El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, senador Francisco Chahuán, sostuvo que lo que hizo el Santo Padre al llegar a Bolivia fue un llamado al Presidente Evo Morales y a su pueblo “a retomar la voluntad de diálogo que Chile siempre mantuvo y que sólo se interrumpió cuando ese país demandó al nuestro en la Corte de La Haya”.

Presidente de la Comisión de RR.EE. de la Cámara Alta dijo que si Bolivia no termina “con la cantinela de agresividad permanente hacia Chile” y no acoge el emplazamiento del Sumo Pontífice “nosotros vamos a empezar a hipotecar nuestra relación futura con dicho país”.Chahuán afirmó que el llamado del Papa Francisco ha sido a retomar las conversaciones “y eso es contrario a la acción que ha asumido Bolivia de demandar a Chile ante La Haya, porque con ésta lo que hizo fue suspender la búsqueda de encuentro en torno a la agenda de 13 puntos”.

A juicio del parlamentario, las palabras del Sumo Pontífice apuntan a que “este tema se mantenga en un carácter estrictamente bilateral, en los mismos términos en que se abordó en su oportunidad en el Vaticano y con la Secretaría de Estado”.

En ese sentido, “el llamado que se hace a Bolivia y a los bolivianos es a terminar con la cantinela de agresividad permanente hacia Chile y si no acogen el emplazamiento a generar un nuevo marco de relaciones amparadas en el diálogo, nosotros por supuesto vamos a empezar a hipotecar nuestra relación futura con dicho país”.

El parlamentario manifestó su confianza en que el Presidente Morales “acoja la invitación que le hace el Papa a entender que la agresividad no es el camino, que la demanda ante la Corte de La Haya no fue la vía adecuada y a entender que el margen de relación con nuestro debe ser el diálogo, tal como ha sido siempre la disposición de Chile, pues fue Bolivia la que interrumpió el diálogo con que siempre estuvimos dispuestos a abordar la agenda de los 13 puntos”.