El senador Francisco Chahuán manifestó su preocupación por el eventual racionamiento que podría afectar a la región de Valparaíso en caso de que las condiciones climáticas no varíen y no se lleven a cabo inversiones necesarias para enfrentar el actual escenario de sequía, luego que la Comisión Especial de Recursos Hídricos de la Cámara Alta recibiera en audiencia a ejecutivos de Aguas del Valle y Esval S.A., empresas sanitarias de las regiones de IV y V respectivamente.

Senador Chahuán explicó que la instancia legislativa acordó enviar un oficio al MOP, la Dirección Obras Hidráulicas y la Superintendencia de Servicios Sanitarios para pedirles adoptar las medidas tendientes a evitar dicha medida, que podría aplicarse en noviembre de este año.El parlamentario integrante de la instancia sostuvo que la “situación es compleja en la Región”, por lo que las “lluvias de invierno, conductas de uso responsable de la comunidad y los esfuerzos de los sectores productivos serán esenciales para mantener la continuidad del suministro, pues se ha registrado un mínimo histórico de los caudales”.

Recordó que la “contingencia de la temporada pasada se superó a través de la autorización del MOP de utilización de los pozos, por lo que la Comisión acordó enviar un oficio a esa secretaría de Estado, la Dirección Obras Hidráulicas y la Superintendencia de Servicios Sanitarios para pedirles adoptar las medidas tendientes a evitar dicho racionamiento”. Asimismo, felicitó a Esval por asumir una “actitud proactiva para visibilizar el avance de la desertificación y sequía.”

El senador precisó que los ejecutivos de Esval concurrieron “para dar cuenta de la grave situación de avance de la desertificación y sequía que enfrenta la Región de Valparaíso y se ha invisibilizado”. Afirmó que el diagnóstico de la sanitaria revela que hay un 86% menos de precipitaciones y 8% menos de nieve respecto que igual fecha de 2014, que el embalse Los Aromos está en un 15% del volumen de almacenamiento y el caudal del río Aconcagua está en su mínimo histórico de 6.4 m3/s.

Agregó que “las lluvias de julio no han sido capaces de revertir el panorama y el pronóstico sigue siendo poco alentador, por lo que si no se adoptan medidas de envergadura y se genera inversión, podríamos tener racionamiento de agua durante la temporada estival”. Al respecto, dijo que “si condiciones no cambian y no se realizan las inversiones, en un escenario optimista la acción podría tomarse en diciembre 2015; en un escenario pesimista, en noviembre de 2015.”

De Esval S.A., asistieron el gerente de Clientes, Cristián Vergara; el gerente de Asuntos Corporativos, Jaime Henríquez, el Subgerente de Asuntos Corporativos, Walter Droguett y el subgerente de Planificación, Rodrigo Osorio. En tanto, de Aguas del Valle asistió el gerente regional, Andrés Nazer.

Gráfica: ESVAL