La diputada Andrea Molina calificó como una burla el convenio que hace más de 10 meses firmó la sanitaria Esval y el Municipio de Puchuncaví, donde se oficializaba el compromiso de solicitar en diciembre, ante la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), la ampliación de concesión que permitiría a los habitantes de Maitencillo contar con los servicios de alcantarillado y agua potable.

Molina, quien tras meses de presionar a la SISS para que intervenga en dicha falta, señaló que “cuando no hay capacidad para cumplir los compromisos, es mejor no generar expectativas en la gente. En octubre del año pasado se firmó este convenio en una tremenda actividad pública, y a casi una año de ese día, Esval pide una prórroga de 180 días, que hoy fue denegada por la Superintendencia”.

La parlamentaria advirtió que según su parecer “aquí ha habido un relajo de todas las partes y como autoridad impulsora de esta iniciativa creo que aquí debió haber ejercido su facultad con mayor rapidez la SISS, sin embargo, no puedo dejar de valorar que con fecha 14 de agosto, se haya denegado esta solicitud y que a su vez se haya otorgado un plazo de 30 días corridos a contar de la notificación legal del este Oficio para presentar la solicitud señalada”.

Cabe precisar que de no presentarse dicha solicitud, la Superintendencia deberá proceder con la licitación de concesiones a que se refiere el Art. 33 de la Ley General de de Servicios Sanitarios.

Según lo dispuesto en el convenio firmado en octubre del años 2014, este proceso definía como primera etapa, la solicitud de la concesión, para continuar con los permisos de servidumbres para la planta de producción de agua potable y la de tratamiento de aguas servidas, para finalizar con el estudio para la planta de tratamiento y las obras primarias.

“En Maitencillo existe población permanente que espera se les hable con la verdad y se les otorgue dignidad. Han pasado años solicitando alcantarillado y me parece de muy mal gusto que las autoridades se presten para esta burla. En mi calidad de parlamentaria y fiscalizadora espero que Esval cumpla con lo determinado por la superintendencia y que de una vez por todas cumplan con lo que fue un compromiso”, finalizó la legisladora.