Orgullosos y emocionados mostraron sus certificados que los acreditan de haber recibido el subsidio que les permitirá contar con una vivienda definitiva ya construida, sea esta nueva o usada, o quienes desean construir en terreno propio o como de un familiar, también hacerlo.

Subsidio de Arriendo permitirán que jóvenes puedan independizarse de sus hogares para lograr la estabilidad.La señora Juana Millán, quien ya inició su búsqueda de una vivienda para comprar, manifestó estar “feliz, contenta. Llego a llorar, no hay palabras. Esperé cuatro años y por fin salió. Estoy contenta con mi esposo y ahora buscar para poder irme a vivir tranquilamente”.

El Director Regional del Serviu, Nelson Basaes, detalló que “esta es la culminación de un proceso que las familias han venido desarrollando para que accedan a este beneficio. Se valora y se agradece el esfuerzo y la perseverancia que ellos han tenido. Nos alegramos por estas 252 familias que recibieron el subsidio de Sectores Medios”.

“Qué alegría más grande de hoy día poder entregar sus subsidios a 309 familias que durante muchos años han sacrificado parte de su presupuesto. Han ahorrado para hoy día tener una casa propia que es lo que todos anhelamos”, dijo la alcaldesa de la comuna de Viña del Mar, Virginia Reginato.

En caso de adquisición de viviendas, estas podrán ser tanto como nuevas como usadas, o construir en terrenos de familiares.En esta línea, quienes usarán su solución habitacional para adquirir una vivienda ya construida tanto como nueva o usada, debe tener un precio que no supere las 2 mil Unidades de Fomento (UF) y que esté en el mercado inmobiliario. En tanto, para quienes optarán por construir en un sitio propio, el costo tampoco debe pasar las 2 mil UF.

Subsidio de Arriendo

Quienes también se vieron beneficiados fueron los 57 seleccionados que al subsidio de Arriendo, que les permitirá independizarse, y así salir de su condición de allegados que resulta compleja para iniciar la autonomía.

Los seleccionados podrán recibir mensualmente 3 UF (aproximadamente $75 mil pesos) durante tres años y 2,5 UF (cerca de $60 mil pesos) los siguientes dos años, para paliar el pago del arriendo de una vivienda.