Una estricta fiscalización a piscinas y centros de recreación que se tradujo en el inicio de un sumario sanitario, realizaron autoridades regionales y provinciales en la comuna de Quillota.

La actividad fue encabezada por la Seremi de Salud, María Graciela Astudillo y el gobernador provincial, César Barra los que controlaron junto con un equipo fiscalización de la oficina provincial, las condiciones de higiene y de seguridad de estos recintos.

La Seremi de Salud al inicio del operativo determinó la apertura de una acción sumaria en contra del centro recreativo Antobelén, pues, no permitió el ingreso de la autoridad sanitaria para realizar los controles correspondientes.

“Se ha negado el acceso a la autoridad sanitaria, argumentan que están en mantención, sin embargo, nosotros venimos a certificar las condiciones objetivas, no las subjetivas. Esto dará inicio a un sumario sanitario del cual ellos tendrán que responder y por supuesto, después realizar la fiscalización que corresponde”, señaló María Graciela Astudillo.

La autoridad regional señaló que “aquí lo importante es entender que la autoridad sanitaria realiza la fiscalización porque resguardamos la salud y la vida de las personas, ósea una piscina que funciona mal, que tiene un cloración alta que no corresponde, puede generar quemaduras como las que hemos vivido en años anteriores y por supuesto nos toca resguardar la salud de las personas y por sobretodo cuidar que los centros cumplan con la normativa vigente para que la salud de la gente se vea protegida cuando ingresan a una piscina”.

El gobernador César Barra, destacó la labor de fiscalización de la autoridad sanitaria, ya que el objetivo es tener un verano tranquilo y seguro en la provincia de Quillota.

“Lo que nosotros buscamos, es dar una dar una señal a la comunidad de tranquilidad y precaución. El autocuidado es esencial en todo tipo de conductas, cuando se es usuario de una piscina también hay que tener en consideración los elementos que plantea la Seremi de Salud para tener un verano seguro. El objetivo es velar porque los camping, los centros de eventos, los espacios donde hay piscinas públicas, cumplan con la norma, lo más importante velar la seguridad de las personas para tener un verano tranquilo y seguro”, explicó el gobernador Barra.

Dentro de los aspectos a controlar en este tipo de recinto se encuentra la implementación de los baños por persona según la normativa, sala de primeros auxilios equipada y que cuente con personal idóneo para su atención, salvavidas con su credencial al día.

También se fiscalizan las condiciones anexas tanto en los alrededores como en los propios sitios de piscinas, como que su cerca cumpla con la normativa, que al interior de la piscina solo se encuentren bañistas. También el público asistente debe exigir que el lugar escogido que tenga autorización sanitaria, la que se puede exigir al ingresar y hacer uso de una piscina pública.

Las autoridades señalaron que la comunidad puede denunciar acercándose a cualquiera de las oficinas provinciales y territoriales de la Seremi de Salud en toda la región, también en la Gobernación y otras reparticiones, incluso el fono Salud Responde 600 360 7777, que también permite recibir los reclamos para poder canalizarlo. Destacaron que la gente también guarde su comprobante o su boleta de ingreso, pues, es su garantía cuando se ingresa a los recintos.