Un exitoso debut tuvo el Tomate Limachino Antiguo en la fiesta que se realizó en su honor y que recuperó una tradición histórica de Limache. La actividad tuvo lugar en el estadio comunal Angel Navarrete Candia, hasta donde llegaron miles de visitantes.

Usuarios INDAP se lucieron en la Fiesta del Tomate Limachino, tradición que se recuperó luego de casi 30 años de ausencia.     Proyecto que permitió el rescate del tradicional fruto, fue desarrollado por INIA La Cruz, junto a FIA, INDAP, la Universidad Federico Santa María y la Municipalidad de Limache, entre otros Durante el evento, los pequeños productores, usuarios INDAP, que participan del proyecto de recuperación del Tomate Limachino Antiguo, fueron parte de una muestra ferial donde tuvieron la oportunidad de lucirse con la calidad e inconfundible color sabor y aroma de este fruto.

Uno de ellos es Juan Ahumada, del sector de Limachito, quien sostuvo que: “gracias al trabajo de varias instituciones llegamos a producir el tomate limachino que es muy rico y saludable, porque no tiene ningún químico. Estamos contentos y vinimos a esta fiesta para que la gente lo vea lo consuma y sepa que el tomate limachino es el mejor”.

El rescate de la semilla y el cultivo del tomate limachino se concretó gracias al proyecto “Valorización territorial, saludable y sensorial del Tomate Limachino para la Agricultura Familiar Campesina de la provincia de Marga Marga”, iniciativa financiada por el Fondo de Innovación Agraria, FIA y ejecutado por INIA La Cruz con el apoyo de INDAP, la Universidad Federico Santa Maria y la municipalidad de Limache, entre otras entidades.

Durante la actividad, que contó con la animación del reconocido presentador Francisco Saavedra, se hizo entrega de un reconocimiento a los agricultores que son parte del proyecto de recuperación del popular fruto. Además se realizó la elección del tomate más grande, del mejor tomaticán, - que fue elegido por un jurado compuesto por reconocidos chefs nacionales - y la elección de la reina del evento.

Proyecto

Al respecto, el director regional de INIA, Ernesto Cisternas, expresó que “tener la identificación de un producto con características territoriales es tremendamente importante para el desarrollo de la región. Hoy estamos participando muy orgullosos en esta fiesta donde destacamos nuestra participación a través de este proyecto de investigación trabajando con FIA, INIA, INDAP y la UTFSM tirando este carro para que la región tenga un polo de desarrollo no solo agropecuario, sino también turístico”.

Por su parte, el director regional de INDAP, Helmuth Hinrichsen, comentó que “es una tremenda alegría como servicio del Ministerio de Agricultura y para todas las entidades que están en esta alianza. Es un trabajo en conjunto que hoy se corona con esta fiesta del tomate limachino. Estamos contentos, quedan otros desafíos y esperamos poder seguir apoyando este proyecto tan hermoso que le da identidad a la comuna”.

Cabe destacar que el cultivo del tomate limachino recae en un 100 por ciento en manos de pequeñas y pequeños agricultores de las comunas de Limache y Olmué, principales actores de este logro innovador. Específicamente en 12 familias campesinas que actualmente tienen más de 50.000 kilos de tomate limachino en producción.

Valor patrimonial

El “Tomate Limachino Antiguo” fue durante mucho tiempo uno de los productos característicos de la cuenca de Limache. Los habitantes de la zona aún recuerdan este fruto jugoso con un sabor y aroma inigualables que los agricultores de la región cosecharon con éxito durante mucho tiempo. La recuperación del “Tomate Limachino Antiguo” busca agregar valor sostenible a los pequeños agricultores de este territorio a través de la reintroducción al mercado de un producto con alto valor agrario, agroalimentario, patrimonial y cultural.