Ante la denuncia que fue conocida por medios locales, y donde a través de la Inspección del Trabajo se pudo constatar una serie de vulneraciones a los derechos del trabajador, de las cuales eran sujetos un total de 36 inmigrantes haitianos en una obra de construcción inmobiliaria en San Antonio, las autoridades del Trabajo en la región continúan monitoreando la situación de los ciudadanos extranjeros que llegan a trabajar a la región, muchos de ellos sin tener su documentación al día y ejerciendo labores en precarias condiciones.

Tras conocerse el caso de los inmigrantes centroamericanos que trabajaban como obreros en precarias condiciones en San Antonio, la seremi de la cartera reiteró que en el país, el derecho al trabajo también está garantizado para los extranjeros, anunciando un seguimiento a este y otros casos en la provincia. Preocupada ante este y otros casos que pudieran darse en la región, la seremi del ramo, Karen Medina, reiteró que en Chile, el trabajo de calidad está garantizado, tanto para extranjeros como para personas que hayan nacido en el país, agregando que es obligación de cada empleador otorgar las condiciones mínimas para el trabajo digno, ya sea en faenas o en empleos de cualquier rubro.

“El derecho al trabajo de calidad y digno, también está garantizado en nuestro país, para las personas extranjeras, ya sea en caso de ser chileno o ciudadano de otro país. Del mismo modo, las obligaciones contractuales de cada empleador son las mismas tanto para chilenos o extranjeros, siendo consideradas infracciones graves, la inexistencia de contrato formal, el no pago de la remuneración, o la falta de condiciones de higiene y seguridad fundamentales para un empleo digno y decente, desafío sustancial del programa del la Presidenta Bachelet”, señaló la autoridad laboral.

Tras efectuarse una fiscalización en terreno con funcionarios de la Inspección Provincial del Trabajo en San Antonio, el director regional de la entidad, Jorge Andreucic, reconoció que existía a lo menos, una treintena de trabajadores provenientes de Haití que se encontraban trabajando en precarias condiciones en una obra a cargo de la empresa inmobiliaria Cristian Ayala, constatando que los trabajadores no poseían contrato de trabajo, y que incluso, pernoctaban en el lugar.

Luego de esta diligencia, la autoridad regional señaló que “la Dirección del Trabajo efectuó la fiscalización en base a los procedimientos regulares, junto a personal de la gobernación y acompañados por funcionarios de PDI. Adentro del lugar, observaron una gran cantidad de trabajadores de origen haitiano, quienes señalan que ellos vivían al interior de la obra, que están en malas condiciones. De los 36 trabajadores extranjeros, sólo dos de ellos contaban con su cédula de identidad, el resto sólo con pasaporte”, aseguró.

Pese a ser citada la empresa para comparecer ante la Inspección del Trabajo, los representantes de la inmobiliaria no se presentaron en dicha instancia el pasado 12 de febrero, por lo que la autoridad agregó que la empresa arriesga severas multas de hasta 35 ingresos mínimos mensuales (poco más de 5 millones 600 mil pesos) por dificultar la información y no presentar la documentación requerida.

Llamado a formalizar situación legal

Ante estos acontecimientos, y para prevenir futuras situaciones de vulneración de derechos del trabajador, la seremi Karen Medina indicó que es fundamental que los ciudadanos extranjeros que vengan a trabajar en el país, puedan formalizar su permiso laboral, anunciando desde ya que dentro de los próximos días, se efectuará un seguimiento a las labores de empresas para promover las buenas prácticas laborales en obras que estén ejecutándose en la provincia, haciendo un llamado a quienes todavía no regularizan su situación de residencia en el país, a acercarse a las oficinas de extranjería de la Gobernación Provincial, para efectuar el trámite.

“Es fundamental que las personas extranjeras que busquen empleo en nuestro país, formalicen su permiso para una estadía garantizada que les permita mantener las puertas abiertas para un trabajo formal”, aseguró la Seremi del Trabajo y Previsión Social, indicando que ya existe un acuerdo con el director regional de SERVIU, para coordinar durante los próximos días, fiscalizaciones permanentes y visitas inspectivas a obras de la Provincia de San Antonio, insistiendo en el llamado permanente a las empresas de la zona, para que se comprometan a promover las buenas prácticas laborales al interior de sus faenas.