La Casa de Encuentro que administra el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) en Viña del Mar fue el escenario elegido por la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) para llevar a cabo una capacitación para prevenir el extravío de personas mayores, instancia en que los usuarios del recinto, ubicado en pleno centro de la ciudad jardín, pudieron aprender todos los pasos a seguir ante un eventual extravío.

En el marco de la campaña “Recuérdalos y denuncia el extravío a tiempo”, la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones brindó herramientas a este grupo etario.Una vez finalizado el encuentro, Orlando Calderón, comisario de la Brigada de Homicidios de la PDI, señaló que “estamos muy agradecidos de SENAMA, quienes nos abren sus puertas para poder entregar este mensaje respecto del cuidado del adulto mayor. Nosotros como Policía de Investigaciones entendemos los temores de este grupo etario, y estamos para ayudarlos, siempre estando a su disposición”.

Por su parte, Magaly Villagrán, adulta mayor que habitualmente hace uso de las dependencias de la Casa de Encuentro Viña del Mar, puntualizó que “agradecer a SENAMA la preocupación que tienen por los adultos mayores, creo que fue una oportunidad excelente, porque nos aclararon un montón de cosas que nosotros como mayores no sabíamos, y esto muestra la preocupación que existe por nosotros y que la PDI nos tiene muy presentes”.

Finalmente, el administrador de la Casa de Encuentro Viña del Mar, Sebastián Morales, fue enfático en señalar que “para la Casa de Encuentro estas instancias son bastante importantes, ya que siempre hay mucho desconocimiento de cómo actuar frente a este tipo de situaciones, y esta alianza que se ha generado con la Policía de Investigaciones nos beneficia completamente, ya que son cerca de 600 usuarios activos los que habitualmente circulan por nuestras dependencias”.

Esta capacitación que tiene como finalidad generar mayor conciencia de esta realidad y estar alerta sobre lo que hacen los adultos mayores para evitar su extravío y/o alguna desgracia mayor, sirvió para que los adultos mayores pudieran conocer los procedimientos que deben realizar en caso de estas situaciones.