Tras la información de un nuevo derrame en Quintero, la diputada Andrea Molina señaló que “esta repetición de vertimientos y la aparición de peces muertos en las cercanías de AES Gener, en comunas tan afectadas como Quintero y Puchuncaví, es consecuencia de un Estado débil que ha sido permisivo y que no ha sido capaz de sancionar como se debe a quienes cometen error tras error”.

Tras la información de un nuevo derrame en Quintero, la diputada Andrea Molina señaló que “esta repetición de vertimientos y la aparición de peces muertos en las cercanías de AES Gener, en comunas tan afectadas como Quintero y Puchuncaví, es consecuencia de un Estado débil que ha sido permisivo y que no ha sido capaz de sancionar como se debe a quienes cometen error tras error”.

Agregó que si bien se indica que el vertimiento no fue mayor, “para zonas como las mencionadas nada es insignificante. La sumatoria de acciones irresponsables no sólo generan problemas ambientales graves, sino que además generan un descalabro económico importante para la gente que vive de la pesca y el turismo y eventuales problemas de salud que para nadie son un misterio”.

A su vez, la parlamentaria gremialista pidió a la autoridad de salud y medioambiente, se realice la investigación pertinente para dilucidar el por qué de los peces muertos. “Podría estar asociado al mismo derrame sin embargo escenarios como estos, ya los hemos vivido en el pasado por la succión de peces desde las turbinas de empresas del sector. Creo que ya es hora de que el Estado de Chile haga un trabajo responsable, protegiendo la vida, el medioambiente, el derecho a la salud y al trabajo, todos aspectos que han sido reiteradamente vulnerados en acontecimientos como éstos”.

Finalmente, Gerardo Muñoz, Presidente de Caletas Unidas de Quintero, precisó que “como pescadores, nos interesa de manera especial y urgente, que lo protocolos de carga y descarga se modifiquen, actualicen y sean de conocimiento público”.