Presidente del Senado condenó violencia en el plan de Valparaíso luego de la Cuenta Pública que terminó con la muerte de un trabajador. "Yo defiendo el legítimo derecho a expresarse y a las movilizaciones, pero acá no pueden haber matices, ni pueden haber excusas de si Carabineros actuó o no actuó... acá lo que hay es gente que no cree en el diálogo, que no cree en la conversación, en la libertad de expresión, ni en nada... en la democracia no hay espacio para las bombas molotov, eso nos desnaturaliza como sociedad, y lo de ayer, que una persona de 71 años pierda la vida, es deleznable, es condenable, lo digo con toda la fuerza, espero que no hayan matices", sostuvo.

El Presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber, condenó la violencia en Valparaíso que incluyó la muerte del trabajador Eduardo Lara tras desmanes luego de la Cuenta Pública. "Lo primero es que lamento lo ocurrido, ayer concurrÍ al hospital Carlos Van Buren, me reuní con los hijos de Eduardo Lara, y quiero decir que esto hecho hay que repudiarlo transversalmente", dijo el Senador por la V Costa, tras asistir esta mañana a la votación interna del PPD.

"Yo defiendo el legítimo derecho a expresarse y a las movilizaciones, pero acá no pueden haber matices, ni pueden haber excusas de si Carabineros actuó o no actuó... acá lo que hay es gente que no cree en el diálogo, que no cree en la conversación, en la libertad de expresión, ni en nada... en la democracia no hay espacio para las bombas molotov, eso nos desnaturaliza como sociedad, y lo de ayer, que una persona de 71 años pierda la vida, es deleznable, es condenable, lo digo con toda la fuerza, espero que no hayan matices", aseguró el parlamentario.

Lagos Weber concluyó que "no podemos permitir que en una democracia las demandas se ganen con bombas molotov".