El Ministerio de Vivienda y Urbanismo de la Región de Valparaíso anunció que invertirá más de $287 millones de pesos en mejorar las condiciones de vida de 56 familias que viven en el conjunto “La Gloria” de Casablanca. La inyección de recursos permitirá mejorar la cubierta de los edificios y reforzar la impermeabilización de los departamentos.

Se trata de un proyecto enmarcado en el Programa de Protección al Patrimonio Familiar del Minvu, que beneficiará a 56 familias con el cambio de la estructura de techumbre del conjunto, reparación de fisuras en muros y losas, y recambio de ventanas, entre otras obras.La noticia la entregó el Director (P y T) Regional de Serviu, Manuel León, quien señaló que “estamos invirtiendo más de 287 millones de pesos, en un conjunto donde la principal dificultad que existía era el tema de la impermeabilización, no solamente de techumbre, sino que también de paredes, por lo tanto ahí trabajamos con los vecinos y vecinas del conjunto para desarrollar este proyecto, el cual ya fue aprobado”.

El proyecto se enmarca en el Programa de Protección al Patrimonio Familiar del Minvu y contará con partidas de recambio de la estructura de techumbre, recambio de canaletas y bajadas de aguas lluvias, instalación de ductos de ventilación de techumbre, reparación de fisuras y grietas, impermeabilización de losa, reparación y pintura de antepechos y dinteles, reparación de rasgos de ventanas, recambio de ventanas, mejoramiento del sistema de evacuación de aguas lluvias y cierres de las cajas escala.

Respecto a este programa, la autoridad de Serviu, destacó que esta línea tiene dos características principales, “una, que hace participar a la comunidad, ya que es la propia comunidad la que determina cuáles son las necesidades que tiene y por lo tanto, de qué forma se soluciona; y segundo, que genera la posibilidad de, mejoramiento de la vivienda, tanto individual, como colectiva, como es el caso de La Gloria, y esto hace mejorar la calidad de vida da cada una de las familias”.

Se trata de un proyecto que era muy esperado por las familias, ya que permitirá combatir de mejor manera el viento y lluvia que caen durante los frentes de mal tiempo que azotan la zona.

Cabe recordar que el conjunto consta de tres edificios de hormigón armado y albañilería, de 5 y 4 pisos, con 56 departamentos de 56,9 m2. Cada vivienda tiene tres dormitorios, estar-comedor, cocina, baño balcón y logia. A esto se suma una sede social de 35 m2, con dos baños, cocina, bodega y sala multiuso, más una zona con juegos infantiles y estacionamientos.