Querella contra quienes resulten responsables, en calidad de autores, cómplices o encubridores, de la comisión del delito consumado de incendio con resultado de muerte ocurrido el 21 de mayo, en dependencias de la Municipalidad de Valparaíso, presentó el alcalde de la ciudad, Jorge Castro.

Tras lo ocurrido el pasado 21 de mayo, el municipio presentará además querella por los daños a un monumento nacional y a la ciudad en general. “Más que marchas queremos que se autoricen concentraciones en un perímetro que cuente con todas las normas de seguridad. Y estamos trabajando para eso”, señaló el jefe comunal.Hasta el Juzgado de Garantía llegó el jefe comunal porteño junto a la jefe jurídico de la Municipalidad de Valparaíso, Jeanette Bruna, a presentar la primera de varias querellas para dar con los responsables de los daños cuantiosos y también por la muerte de don Eduardo Lara tras las manifestaciones del pasado 21 de mayo.

“Vamos a llegar a todas y cada una de las situaciones que tienen que ver con el actuar de las organizaciones, también la responsabilidad de los convocantes y por eso hemos establecido los hechos principales: primero esta acción preventiva de Carabineros de informar, segundo de no tener todos los antecedentes para esta marcha y tercero hacer un aporte. Hoy hay una autoridad política que tiene responsabilidad en lo que son las autorizaciones y queremos hacer los aportes para trabajar para que este tipo de hechos no se repitan. Están abiertas las puertas del Ministerio del Interior para trabajar con el Intendente Regional todo lo que tiene que ver con este tipo de situaciones en Valparaíso. Sabemos que hay un profuso daño a la ciudad en las marchas, y no las estamos negando pero más que marchas queremos que se autoricen concentraciones en un perímetro que cuente con todas las normas de seguridad. No se puede seguir permitiendo que de todas las marchas que hay en el país y en el mundo, Valparaíso sea el que concentre la mayor cantidad de marchas. Vamos camino a que culminen las investigaciones pertinentes y a trabajar por cambiar la situación actual en esta materia”, sostuvo Castro.

En ese sentido, la fiscal municipal explicó que “como se había anunciado, esta es la primera querella que estamos presentando como municipio que es por delito de incendio con resultado de muerte, luego presentaremos las otras dos por daño a monumento nacional y por daño general a la ciudad, pero estamos esperando que se avalúen esos daños. Esta primera querella se presenta contra quienes resulten responsables directamente, los que incendiaron, encapuchados y no encapuchados, nuestro edificio y asesinaron a Don Eduardo Lara”.

La abogada precisó que en segundo término se señala a la querella “la posible negligencia o impericia de las autoridades políticas que determinaron autorizar la marcha y de los convocantes a quienes Carabineros les señaló que no contaban con los informes de prevención de riesgo ni de impacto vial y que por lo tanto generaban riesgos claros para la ciudad de Valparaíso y sus habitantes. Desconocemos por qué la Gobernación Provincial terminó autorizando la marcha, sin colocar ningún tipo de condiciones, sin determinar otro circuito. Porque recodemos que la Contraloría ha señalado que es correcto que las Gobernaciones Provinciales puedan fijar condiciones e incluso no autorizar marchas cuando está en riesgo la ciudad, es decir, tutela el orden público y la seguridad de Valparaíso y en este caso algo pasó que no resultó”.

En cuanto al informe entregado por Carabineros, Bruna detalló que señala que era riesgoso dar la autorización y entrega tres informes de factibilidad negativa a tres de los convocantes. “Y digo convocantes porque no se puede hablar de organización cuando sólo se hace un llamado y se pide una autorización. No se comunicaron con las redes de emergencia ni otros servicios públicos, no hubo ningún plan de prevención de riesgos y pese a eso y a estar en conocimiento de aquello la autoridad política autorizó. Pudo no autorizar, pudo fijar otras condiciones y pudo haber cambiado el circuito para marchar. En este sentido, es claro que esto no es igual que cualquier evento u organización a la cual la Gobernación sí le exige guardias y prevención de riesgos. Y en este caso no se exigió nada y se nos aseguró que en Valparaíso no iba a pasar nada. Ya somos testigo que hubo un error y por eso lo hemos planteado en la querella para que se investigue por la Policía de Investigaciones (PDI) ojalá, cuáles fueron los reales acontecimientos y las responsabilidades ya sea dolosas o culposas, ya sea por la muerte de don Eduardo Lara y el incendio”.