Con la presencia de autoridades, actores territoriales, empresarios, funcionarios de servicios de Gobierno y representantes de ONGs, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) realizó la cuenta pública de la gestión del año 2015 de la Reserva Nacional El Yali, humedal situado en la comuna de Santo Domingo, en la provincia de San Antonio, región de Valparaíso.

Institución destacó la recuperación parcial del espejo de agua de la laguna Matanzas, la ejecución de ocho fiscalizaciones multisectoriales en el borde costero, el aumento de visitantes y el plan de restauración del bosque esclerófilo.En la oportunidad, el director regional de CONAF Valparaíso, Héctor Correa, se refirió al estado actual de la laguna Matanzas, que el pasado mes de febrero se secó completamente debido al cambio de uso de suelo para labores agrícolas con riego, la sequía y la extracción ilegal del recurso hídrico. “Luego de las últimas precipitaciones, el espejo de agua registra aproximadamente 40 hectáreas, con lo cual volvieron aves emblemáticas como los flamencos, los cisnes coscoroba y los patos jergones”, aseveró.

No obstante, advirtió que, para que la recuperación pueda incrementarse y perdurar en el tiempo, es necesario terminar con la usurpación del vital elemento. En esa línea, destacó que “la Corporación ha denunciado sistemáticamente esta situación a los organismos pertinentes, y este año, ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso, presentó un recurso de amparo por el grave daño medioambiental ocasionado a la unidad”.

Otra amenaza importante para la reserva nacional, es el ingreso no autorizado de vehículos motorizados y animales. Respecto a esta materia, Correa recalcó que durante el año 2015, “se realizaron ocho fiscalizaciones conjuntas con personal de la Municipalidad de Santo Domingo, la Armada, Carabineros, PDI, SAG y Sernapesca, logrando 21 citaciones al juzgado”.

“Con cámaras trampas dispuestas en el borde costero, constatamos los días y horarios en que ingresaba la mayor cantidad de personas de forma ilegal. A partir de este conocimiento queremos reforzar las fiscalizaciones multisectoriales, haciéndolas más efectivas”, añadió.

En tanto, la profesional de apoyo técnico-administrativo del Departamento de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF Valparaíso, Lorena Flores, quien también es doctora en Botánica, precisó que el año pasado 2.316 personas visitaron el humedal, lo cual representa un “aumento explosivo” de casi mil personas en relación con el promedio de los últimos cinco años.

Asimismo, valoró los estudios científicos que desde el año 2015 desarrollan investigadores de las universidades de Chile y Playa Ancha en la unidad, que reafirman su condición de laboratorio natural. Por ejemplo, en torno a cómo las aves migratorias podrían ser portadoras del virus de la influenza, a cómo las plantas colonizan los espacios costeros y al estado de los cuerpos de agua.

Finalmente, la profesional sostuvo que, con el apoyo de voluntarios del Instituto Nacional de la Juventud (INJUV), se implementó un plan de restauración del bosque esclerófilo costero. “Se plantaron cerca de 200 árboles nativos y, paralelamente a esto, también se cortó toda una franja de renovales de eucaliptos (dos hectáreas), que en ese estado de desarrollo absorben demasiada agua”, puntualizó.

Cabe consignar que la cuenta pública de la Reserva Nacional El Yali se efectuó en dependencias de la Municipalidad de Santo Domingo, donde además se realizó el consejo consultivo de esta área silvestre protegida del Estado, que ostenta la condición de Sitio Ramsar de importancia internacional.