De manera categórica rechazó la diputada Andrea Molina las modificaciones del Senado al proyecto de ley presentado por el Ejecutivo, que establece nuevos sistemas de transmisión de energía eléctrica y crea un organismo coordinador independiente del sistema eléctrico nacional, criticando a la actual administración por buscar mejorar su sistema energético a costa de la gente y del medio ambiente.

“No es posible que luego de que aprobáramos el artículo 85 de esta iniciativa legal, en el que los polos de desarrollo debían pasar por una evaluación ambiental estratégica para asegurar la participación ciudadana, el Ejecutivo permita que se ingresen modificaciones dejando esta evaluación en sus manos. Es una falta de respeto para las comunidades ya que son ellas las principales afectadas por los proyectos que se van a emplazar en sus tierras”, puntualizó la parlamentaria.

Molina catalogó además como algo inaceptable que se haya reducido de un 70 a un 20% la cantidad de energía renovable no convencional que debían generarse en los polos de desarrollo para fomentar energías más limpias y amigables con el medio ambiente.

“Este gobierno quiere bajar los costos de energía y lograr un sistema energético con mayores competencias pero a un costo social y medioambiental demasiado alto, priorizando el desarrollo por sobre la calidad de vida de la gente y el cuidado del ecosistema. Esto es algo que no vamos a permitir, vamos a exigir en la comisión mixta el justo derecho de participación de las comunidades”, sentenció.

Por otra parte, Molina aprovechó la instancia de cuestionar los procesos actuales por los que pasan los proyectos medio ambientales y energéticos en general, señalando que, “ni el SEA sirve ya que aún cuando vengan todos los informes negativos, el Comité de Ministros pueda votar a favor de un proyecto, como sucedió con Doña Alicia en Curacautín, donde el alcalde y todas las comunidades se oponen pero el proyecto va igual”.

Agregó a su vez que, “en el proyecto Cardones Polpaico existen listas de juntas de vecinos que aparecen como presentes en el proceso de participación ciudadana y que nunca estuvieron ahí. Estas son irregularidades gravísimas que hemos hecho saber pero que han quedado en nada, ya que con todo esto confirmo que para este gobierno, lamentablemente, las comunidades no existen”.