Alex Jeréz Pinto (34) es el continuador de una tradición familiar que lo tiene más que orgulloso. Prácticamente toda su familia se dedica a la producción de frutillas en el sector de Santa Blanca en la comuna de Santo Domingo. Aprendió el oficio de su padre y al salir de cuarto medio se dedicó por completo a este rubro que hoy lo tiene cultivando más de ocho hectáreas de esta popular fruta.

Con apoyo de INDAP produce, en temporada alta, más de 5 mil kilos diarios del exquisito fruto rojoLo mejor de todo es que produce prácticamente todo el año gracias al cultivo del fruto bajo micro túneles, sistema de cubierta plástica que permite manejar la producción fuera de estación, mejora la calidad de la fruta, la protege de las heladas y el exceso de lluvias y radiación solar, entre otras ventajas.

“La gracia es que se puede producir todo el año y me ha dado muy buenos resultados. Yo tengo dos variedades: monterrey y albión que las entrego directo a la Vega Central y a una empresa que envía el producto congelado a Japón”, cuenta orgulloso este emprendedor.

Para este largo viaje de las frutillas se utiliza el sistema IQF o congelación rápida de manera individual (Individual Quick Freezing) que usan los fabricantes de alimentos congelados, ya que gracias a este procedimiento se garantiza que este conserve toda la textura, valor nutritivo e igual sabor al del producto recién cosechado.

Proyectos

En esta exitosa producción INDAP ha jugado un importante rol a través de varios proyectos como el mejoramiento del sistema de riego, que ha permitido potenciar el negocio de este joven emprendedor, que actualmente pertenece al Servicio de Asesorías Técnicas, SAT de frutillas de INDAP:

“El apoyo de INDAP ha sido súper importante, me han ayudado mucho, me he ganado varios proyectos como una motopulverizadora, un contenedor que utilizo como bodega, créditos y hace poco gané un proyecto para el mejoramiento del sistema de riego. Personalmente también he tratado de crecer, no sólo me he quedado con la ayuda de INDAP, sino que yo he puesto mucho de mi parte”.

Su abundante producción le permite cosechar cada siete días. En promedio cosecha 500 kilos semanales en esta temporada y casi 5 mil kilos diarios en temporada de primavera verano, para lo que cuenta con el apoyo de su señora en la contabilidad y con cerca de 30 trabajadores por temporada.

Este agricultor confiesa que todos estos logros han sido producto del esfuerzo, perseverancia y del apoyo de su familia, en especial de su papá Zacarías Jerez y su tío Mario Jerez: “a mí me ha costado porque empecé casi de la nada, pero hay que ponerle el hombro para salir adelante. Yo jamás cambiaría el campo por la ciudad. Aquí me siento libre, en otro mundo, Cuando voy a la ciudad, me ahogo, estoy media hora y arranco”.

El director regional de INDAP, Helmuth Hinrichsen, junto con destacar el esfuerzo de este joven emprendedor sostuvo que “estamos potenciando el trabajo que desarrollan los jóvenes rurales a través de distintas líneas de apoyo. Queremos que no migren a la ciudad y darles las herramientas necesarias y estimularlos para que iniciativas como la de Alex se multipliquen. El apoyo que presta el Ministerio de Agricultura través de INDAP, busca precisamente mejorar la productividad, la comercialización e impulsar y fortalecer el desarrollo de los pequeños agricultores”.