Este viernes, ante el juzgado de Garantía de Valparaíso, el director regional de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), Héctor Correa, presentó una querella criminal contra quienes resulten responsables por el robo de más de $21 millones en especies y daños menores a la propiedad, que afectó a las dependencias de la Reserva Nacional Lago Peñuelas, la madrugada del lunes 18 de julio.

La acción legal fue interpuesta contra quienes resulten responsables por la sustracción de 213 pares de botas, 99 sacos de dormir y 40 árboles, la madrugada del lunes 18 de julio. Ilícito fue avaluado en más de $ 21 millones.En la ocasión, delincuentes sustrajeron 213 pares de botas marca Robusta, 99 sacos de dormir Dagoway y 40 árboles —nativos y exóticos— luego de vulnerar cercos, candados y bisagras de seguridad. Asimismo, rompieron el vidrio lateral de un camión ocupado para el transporte de plantas, con el objetivo de arrancar su radio y batería, ilícito que finalmente no lograron concretar.

Sobre la acción legal que interpuso este mediodía, junto a la abogada de la Unidad Jurídica de la institución forestal, Claudia Gaete, el directivo de la Corporación explicó que con ésta se pretende “tener una claridad meridiana de cómo ocurrió el delito y quiénes son los culpables”, y agregó que “estamos pidiendo que se haga una investigación exhaustiva”.

“Siempre hemos tenido apoyo de la comunidad, sobre todo al Departamento de Protección Contra Incendios Forestales (DEPRIF). Las botas Robusta no se venden en el comercio, se compran directamente a España, son los zapatos recomendados para los combatientes; los sacos de dormir Dagoway tampoco se venden en el comercio, se hacen compras a un solo proveedor en Chile y lo hacen las Fuerzas Armadas, Carabineros, la PDI y nosotros. Por lo tanto, es muy fácil tener información de alguien que esté comercializando estos productos fraudulentamente”, advirtió.

Cabe consignar que los antisociales sustrajeron los implementos necesarios para el combate de siniestros desde un container, utilizado como bodega por el DEPRIF. Las plantas, por otra parte, todas de alto valor, fueron robadas del vivero que puede apreciarse desde la Ruta 68.

No obstante, CONAF aclaró que si bien el delito fue significativo, en ningún caso afectará el funcionamiento operativo de las brigadas durante el periodo de mayor ocurrencia de incendios forestales.