Felices quedaron las 177 familias viñamarinas que recibieron hoy, en una ceremonia realizada en los jardines de la Quinta Vergara, los Subsidios para Sectores Medios y Emergentes que les permitirán adquirir una vivienda nueva o usada que estén en el mercado inmobiliario, cuyo valor no supere las 2 mil UF, o construir una, cuya valor de la construcción no supere las mismas 2 mil UF.

Hoy recibieron los certificados las familias que postularon al primer llamado 2016 del Subsidio de Sectores Medios y Emergentes.Tras la ceremonia, el Director Regional de Serviu, Carlos Contador, destacó la gama de posibilidades que tienen las familias para aplicar este beneficio, señalando que los beneficiados “tienen las dos posibilidades, ésa es la ventaja que tiene este subsidio: Ellos pueden comprar una vivienda nueva o usada, construirla o incluso postular a un proyecto que esté en ejecución. Nosotros estamos promoviendo una serie de nuevos proyectos, de manera de ofrecer una cartera mayor de viviendas que son aplicables para este subsidio”.

Mismas palabras que destacó el Gobernador de la Provincia de Valparaíso, Jorge Dip, quien dijo que “el Gobierno de la Presidenta Bachelet hace un tremendo esfuerzo cuando entrega un subsidio para sectores medios y emergentes. Lo que hacemos es darles la oportunidad de cumplir aquel sueño de la casa propia. Y no una casa propia construida al antojo del Gobierno de turno, sino que una como ellos quieran, puede ser una casa usada, que construyan su propia casa en sitio propio o incluso comprar una casa nueva”.

El subsidio entrega un aporte entre 520 a 125 UF que van variando dependiendo del valor de la propiedad, del título al que se postuló y de la modalidad de elección, es decir, compra o construcción. Mientras menor sea el valor de la vivienda, mayor es el subsidio. Quienes postularon de manera individual, podían optar a la adquisición o construcción de una vivienda en su sitio propio o en el terreno de un familiar; mientras que quienes postularon de manera colectiva, apuntaban a construir viviendas en su sitio propio.

Una de las beneficiadas en esta ceremonia fue Teresa Ojeda, quien tras recibir su certificado señaló “vivir en mi casa propia es lo que más deseaba. Para mí ésta fue una bendición de Dios. Actualmente yo arriendo y ya los pesitos no alcanzan para seguir pagando tantos años un arriendo, habré pagado no sé cuántas casas. Pero ahora me bendijo el Señor con mi casa, así que estoy feliz”.

Carolina Palta, joven madre de dos pequeños, también resultó beneficiada con el programa del Minvu. Ahora podrá tener una vivienda propia para ella y sus hijos y comenzar así una vida independiente, formando su propia familia. “Es una gran ayuda porque cuesta juntar la plata. Yo soy estudiante, así que era necesario para mis dos hijos. Hasta ahora estoy viviendo en la casa de mi papá. Pero apenas salieron los resultados busqué y ya encontré un departamento”, señaló.

Estos subsidios corresponden al primer llamado de este año, al que se sumarán otras convocatorias para postular durante lo que queda del año, las que serán anunciadas por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo. Por lo tanto, quien no logró obtener el subsidio en el primer llamado o no alcanzó a postular, podrá hacerlo en las siguientes convocatorias.