A través de una visita inspectiva en terreno, realizada por las autoridades regionales junto al equipo de fiscalización de la Dirección Regional del Trabajo, la Seremi Karen Medina y el Director Regional, Jorge Andreucic, recorrieron las instalaciones de la garita de la empresa Sol de Reñaca, dependencias ubicadas en lo alto del sector de Playa Ancha, en Valparaíso, para verificar las condiciones de higiene y seguridad en que conviven a diario los trabajadores de la locomoción colectiva, instancia que forma parte de los recorridos periódicos que realizan los equipos de fiscalización.

Seremi y Director del Trabajo comprobaron las condiciones de higiene y seguridad de los conductores de la empresa Sol de Reñaca, en el sector de Playa Ancha.En el marco de la puesta en marcha de la nueva Política de Seguridad y Salud en el Trabajo, dada a conocer la semana pasada por el gobierno, la Seremi del Trabajo y Previsión Social, Karen Medina, enfatizó en la necesidad de reforzar este tipo de visitas, que permitan conocer las reales condiciones en que operan estos trabajadores, como por ejemplo, asegurar el acceso a agua potable, uso de baños y un casino en buenas condiciones, entre otros aspectos.

“Garantizar las condiciones de higiene y seguridad, en el marco de la Agenda Laboral del gobierno, que promueve las condiciones óptimas para el buen desempeño de los trabajadores en nuestro país. En un compromiso en el año en que hemos presentado la nueva Política de Seguridad y Salud, visita inspectiva que es parte de las tareas permanentes que tenemos en la región. Acá estamos viendo las condiciones del baño, del casino, y por supuesto, el agua que consumen los trabajadores del sector”, aseguró la autoridad laboral.

En tanto, el Director Regional del Trabajo, Jorge Andreucic, comentó que el foco principal de esta visita se centraba en comprobar que los trabajadores del transporte microbusero contaran con acceso efectivo y de calidad al agua potable, ya que el lugar no cuenta con red de alcantarillado, pero sí con un estanque autorizado por la autoridad sanitaria.

“La exigencia que se le hace a todas las empresas, es que se cumpla el Decreto Supremo 594, sobre condiciones sanitarias en los lugares de trabajo. Y eso es lo que nosotros controlamos. Veo que es una empresa que tiene las instalaciones que corresponden; los baños se encontraban en condiciones aceptables, pero eso no quita que el fiscalizador pudiera encontrar hallazgos más puntuales. Esta es una fiscalización periódica, que se realiza fundamentalmente en empresas con trabajadores que están en tránsito”, afirmó.