Evitar la muerte de las colmenas con el uso anticipado de tratamientos sanitarios es el principal objetivo de la entrega de equipamiento de última generación, que benefició a once apicultores de las comunas de Olmué, Limache y Quilpué, y que permitirá diagnósticos oportunos de las principales enfermedades que afectan a las abejas como el ácaro de la varroa y el parásito nosema apis.

Proyectos de inversión de INDAP, permitieron beneficiar, con equipos de última generación, a once emprendedores de las comunas de Olmué, Limache y QuilpuéLos kits apícolas sanitarios se adjudicaron a usuarios que pertenecen al Servicio de Asesorías Técnicas, SAT apícola, a través del programa de inversiones de INDAP, PDI, proyecto que demandó un subsidio total de INDAP de $3.145.478 y un aporte de los agricultores de $349.497.

Entre los productos que se entregaron destacan los microscopios monoculares, pipetas graduadas, cámara de neubauer (instrumento para realizar el recuento de esporas y células en un medio líquido), placas petri (recipiente de cristal para observación del comportamiento de pequeños animales), así como tubo  microhematocrito para toma y centrifugación de sangre, entre otros elementos.

Una de las beneficiadas fue la apicultora Edith Allendes, de la comuna de Villa Alemana, que cuenta con 80 colmenas que son parte de su emprendimiento, Dulce Querencia. “Este apoyo es fundamental. Con esto podemos saber y conocer lo que es la abeja, no solo que vuela y que da miel, sino que es un ser que necesita atención igual que un niño y que se debe estar pendiente de su sanidad. Este es un equipamiento de lujo al que sería muy difícil acceder con nuestros recursos”.

Por su parte, el apicultor Manuel Morales de la localidad de Colliguay en Quilpué y que se dedica hace más de 25 años a la apicultura, dijo que “esto es excelente, porque así nosotros mismos vemos las enfermedades que tienen las abejas, es un avance importante y estoy muy agradecido”.

Análisis oportunos

Finalmente, el director regional de INDAP, Helmuth Hinrichsen comentó que “esto en alguna medida viene a satisfacer una necesidad muy sentida por los apicultores de poder hacer oportunamente, sin depender de servicios externos, los análisis de las enfermedades de las abejas, que es una de las situaciones más complicadas y que pone en riesgo el rubro apícola. Ahora se están capacitando en esto y nosotros como Ministerio de Agricultura a través de INDAP estamos respondiendo a este anhelo de muchos años que va a ser fundamental para poder llevar su rubro en mejor forma”.

Cabe destacar que el daño indirecto causado por problemas sanitarios en las abejas, tales como, pérdida de masa corporal, reducción de la vida media, bajo nivel de reabsorción de nutrientes, entre otros, deriva en un bajo potencial de trabajo, que no es visualizado habitualmente por el apicultor, sino con ayuda técnica apoyados en análisis de laboratorio. Por lo que promover la incorporación de esta tecnología a través de un kit de diagnóstico básico, permitirá un gran avance no sólo a los beneficiarios directos sino al rubro en su conjunto.

La capacitación de estos emprendedores para el uso de los equipos, estará a cargo del consultor SAT, Alvaro Acuña, de Terra Apis.