Llega septiembre, las fiestas patrias, las empanadas y los asados y que mejor para completar el menú dieciochero que con el tradicional mote con huesillo como guinda de la torta. Es cierto, mote con huesillo venden en muchas partes, pero el que hace el agricultor Germán Gonzalez (63), usuario INDAP de la comuna de Calle Larga, tiene la gracia de ser producido íntegramente por él.

El proceso comienza con la cosecha de los duraznos conserveros, a principios de enero, que provienen de las 40 matas que tiene este emprendedor en su predio, e inmediatamente viene el secado del huesillo al sol que realiza manualmente con la ayuda de una parrilla de madera, tal como lo explica este productor:

“El secado parte desde enero a marzo con distintas variedades de durazno. Después de la primera cosecha, seco el primer lote, que se realiza durante tres días a pleno sol y dos días con malla raschel para que sólo le llegue calor. Durante este período los duraznos se deben dar vuelta 4 veces al día para darles el color parejito que tienen, después en febrero se secan diez días y en marzo de 20 a 25 días, porque hay menos sol”.

Posteriormente, con el trigo que le llega de un productor local, hace el mote cocido en lejía —que es una mezcla de ceniza y agua que se usa tradicionalmente para ablandar la semilla— y con esto ya tiene todos los ingredientes para la elaboración de su exquisito y refrescante brebaje que ofrece, principalmente, en el carrito motero que ubica todos los fines de semana —siempre que no tenga eventos— en el by pass del sector San Vicente llegando al paso internacional Los Libertadores.

Prodesal

Este agricultor, vive hace más de veinte años en Calle Larga, donde llegó proveniente de Curimón, en busca de mejores oportunidades laborales, pero no fue hasta hace tres años gracias a una sugerencia del programa Prodesal de la comuna, al que pertenece, que inició su emprendimiento familiar que cuenta con la colaboración de su esposa Celia y sus hijos Robinson y Braulio.

“Lo del mote con huesillo partió hace tres años. Del Prodesal vieron mis huesillos. Yo trabajaba el 50 por ciento para mí y el 50 por ciento para los parceleros y me aconsejaron trabajar solo y arrendar un terreno. Y eso fue lo que hice. INDAP me aportó con 50 matas de durazno y yo postulé al carrito a través de otro proyecto de INDAP y me lo adjudiqué”.

De ahí en adelante pasó a ser el auténtico Rey del Mote con Huesillo, siendo prácticamente el único emprendedor de la región que produce él mismo todos los ingredientes del tradicional postre y en esto fue importante el apoyo de INDAP del que recibe asesorías técnicas y que le permitió, hace poco, adjudicarse un container para guardar su producción de frutos secos.

“Participo en hartos eventos donde me invitan como las ferias de INDAP, lo que también se hace en conjunto con otros emprendedores con los que formamos la Asociación Esperanza y Tierra Campesina, que agrupa a nueve usuarios del Prodesal de rubros como huevos, cactus, y el mote con huesillo, entre otros productos elaborados.”

En cuanto a la receta, Germán confiesa que no tiene grandes secretos, porque el color característico del refresco lo dan los huesillos secados al sol, a lo que adiciona azúcar y tres cáscaras de naranja, más el infaltable mote.

En pocos días más comienza la temporada alta de ventas para Germán, que sabe que su mote con huesillos tiene el valor agregado de ser elaborado artesanalmente con productos frescos y bien heladito, por lo que ya es el favorito de los automovilistas que se detienen, sin dudarlo, para degustar este exquisito postre criollo que puede llevar a tan solo $1000 el vaso de 300 cc y por $1200 el vaso de 550 cc.

El director regional de INDAP, Helmuth Hinrichsen, junto con destacar el esfuerzo de este emprendedor sostuvo que “estamos potenciando el trabajo que desarrollan los agricultores a través de distintas líneas de apoyo, entregándoles las herramientas necesarias para mejorar sus negocios agrícolas. El apoyo que presta el Ministerio de Agricultura través de INDAP, busca precisamente mejorar la productividad, la comercialización e impulsar y fortalecer el desarrollo de los pequeños agricultores”.