Hasta el Juzgado de Garantía de Valparaíso arribó este lunes Edwin Olivares, persona en situación de discapacidad visual agredido hace algunos días en la calle, para presentar una querella criminal por lesiones graves en contra de su atacante.

La acción legal fue respaldada por el Ministerio de Desarrollo Social.Según el afectado su motivación es sentar un precedente y crear conciencia respecto de los derechos de las personas en situación de discapacidad.

“Todos tenemos que respetarnos a todos por igual, sin necesidad de que la otra persona tenga o no una discapacidad, pero que esto sea como un ejemplo, que la gente sepa y esté al tanto y que de una forma u otra cambien un poco el switch y que si alguien te topa en la calle o en la micro es sin querer y sin alguna mala intención”, dijo Edwin Olivares.

El querellante recurrió a esta instancia con el respaldo del Ministerio de Desarrollo Social, acompañado por el representante regional de esta cartera en Valparaíso, el seremi Abel Gallardo. “El Código Penal establece claramente el delito de lesiones cuando una persona agrede a un tercero, pero hay una ley especial, la denominada Ley Zamudio, que contempla una agravante cuando la persona agredida tiene alguna capacidad disminuida, como es el caso de Edwin que está en situación de discapacidad visual y por lo tanto no está en igualdad de condiciones. De allí entonces que la ley contempla una sanción agravada para quien cometa este tipo de lesiones. A nosotros nos interesa que los tribunales, con conocimiento cabal de los hechos, puedan aplicar el máximo del rigor de la ley en contra del autor de estas lesiones y buscamos también un fin pedagógico, ya que la discapacidad no está tanto en la persona que convive con ella, sino que en las barreras del entorno y es inaceptable que las propias barreras sean las personas que cometen agresiones como en este caso”, dijo la autoridad.

Esta querella se sumará a la investigación en curso por el delito de lesiones y amenazas, que mantiene al imputado con las medidas cautelares de firma mensual y prohibición absoluta de acercarse al afectado.

“Él ha sido formalizado, en ese caso el rol es del Ministerio Público y del fiscal a cargo. Nosotros hoy presentamos la querella en forma particular, por lo tanto una vez que nos sea notificada la resolución de que ha sido aceptada nuestra querella tenemos que presentar copias al Ministerio Público para que sigan cuerdas más o menos unidas y se trabaje en conjunto”, explicó la abogado particular patrocinante de Edwin Olivares, Carolina Salinas.

El caso de Edwin se hizo público a fines de la semana pasada, a causa de las graves lesiones con las que resultó tras ser golpeado por un estudiante mayor de edad, a quien habría pasado a llevar con su bastón guía, mientras transitaba por la calle junto a su hija de siete años.