Con aplausos recibieron los empleados públicos a la delegación de médicos que este mediodía se hizo presente en la movilización de los trabajadores del sector público en las afueras del Congreso Nacional.

Una delegación de galenos, encabezada por el presidente regional del Colegio Médico, llegó a la manifestación de los funcionarios públicos en las afueras del Congreso Nacional. Junto con declarar su apoyo a las demandas de reajuste salarial de los trabajadores, llamaron a las partes a lograr un pronto acuerdo permita normalizar las actividades del sistema público de salud.Los profesionales, provenientes principalmente de los hospitales de la provincia de Valparaíso, llegaron para manifestar su apoyo a las demandas de reajuste salarial de los funcionarios y hacer un llamado a las partes para lograr un pronto acuerdo que ponga fin al conflicto.

Para el presidente regional del Colegio Médico, Dr. Juan Eurolo, ha habido intransigencia de la partes, pero sobre todo del Gobierno, que no ha tomado en cuenta la significativa rebaja que hicieron los funcionarios en sus demandas.

“Los gremios bajaron grandemente sus expectativas, de 7 por ciento a 4 por ciento. Ese es un gesto muy importante y el Gobierno no lo ha tomado en cuenta. Entonces, el llamado es a que la autoridad también haga su parte. Para ellos (los funcionarios) es significativo, los sueldos de ellos son bajos, entonces un aumento del 4% puede tener más repercusión que un 3,2 por ciento”, indicó Eurolo.

El facultativo mostró su preocupación por el perjuicio que el paro está teniendo en los pacientes. En la región se estima que son cerca de 1.600 intervenciones y 3.000 atenciones médicas las que se han postergado producto de la paralización que incluye a los funcionarios de la salud pública, y de no darse prontamente una salida al conflicto el presidente regional del gremio no descartó que los médicos puedan ir sumándose a la movilización.

“Con esta lucha por reajuste para los empleados públicos los hospitales están virtualmente sin poder trabajar. Es decir, los médicos, a pesar de que no estamos en paro, no han podido realizar sus funciones, sobre todo las quirúrgicas, donde se necesita el equipo de salud completo. El mensaje que quisimos dar acá es que las autoridades se empiecen a preocupar porque los médicos van a ir progresivamente entrando en este conflicto por los problemas de salud que hay”.

Para los médicos, la preocupación más grande es por aquellos pacientes, como los oncológicos, que tienen plazos acotados para poder acceder a determinadas cirugías y que están perdiendo un tiempo valioso con este paro.

Hospital Fricke de Viña del Mar

A través de una declaración pública, el Capítulo Médico del Hospital Dr. Gustavo Fricke y la Asociación de Médicos, Odontólogos y Químico farmacéuticos (AFUMOQ) del centro hospitalario dijeron compartir las demandas de los funcionarios, aunque no la forma de expresarla.

“Como profesionales de la ‘ley médica’ del hospital Gustavo Fricke, no participamos directamente en las movilizaciones efectuadas hasta ahora porque creemos que nuestra responsabilidad primera es con los pacientes, y el paro de actividades nos parece de alto costo para ellos y para el sistema público de salud, el que debe aumentar sus costos al comprar servicios al extrasistema, es por ello que no participamos ni participaremos de un paro de actividades en nuestro hospital”, indicaron.

Junto con ello, también realizaron un llamado para avanzar pronto hacia un acuerdo que satisfaga a las partes en conflicto, pero que sobre todo permita una pronta normalización de las actividades del sistema público de salud.