Imprimir
Salud Seremi AUDIO 🎤 Semana Santa Francisco Alvarez

Con el objetivo de verificar en terreno el cumplimiento de la ley de Publicidad de los Alimentos, el Seremi de Salud, Francisco Alvarez, visitó una serie de confiterías y supermercados en Valparaíso, para controlar la venta de chocolates, huevos y conejos de pascua, durante la Semana Santa.

“La idea es comprar huevitos de pascua en lugares que son establecidos no el mercado ilegal, respecto este año la industria de huevitos de chocolates se ha reformulado, donde el conejo ya no tiene dibujada su cara porque aquellos alimentos que tienen sellos altos en no pueden tener publicidad llamativa para los niños”, señaló la autoridad regional.

En el tema de la fiscalización indicó, que no se han cursado sumarios sanitarios en la región por esta materia y que “la recomendación es que se consuma huevitos de chocolate u otro alimento de pascua que tenga la menor cantidad de sellos posibles y ojalá que para los niños de 5 años, sea un consumo menor a los 50 gramos y para niños entre los 2 y 3 años, sea un consumo no mayor a los 25 gramos”.

Francisco Alvarez dijo que “recomendar una cantidad de huevos no se puede, porque cada huevito tiene un peso distinto, tienen un aporte distinto, pero el llamado es a consumir, pero tomando esos resguardos”.

Sin embargo, dijo que buscar alternativas saludables también es camino que puede intentarse en estas fechas.

“Si quiere optar por una opción más sana en cuanto a los alimentos, también se recomienda alguna fruta como la uva o también algunos frutos secos, o mamás o papás que son master chef, pueden hacer galletas de avena en forma de conejo, por ejemplo, es una opción. Ojalá se pueda optar por la opción más favorable para los niños, porque tenemos altos índices de obesidad en los niños y en eso hay que tratar de avanzar en nuestro país”, señaló el Seremi de Salud.

Respecto a la facultad que tiene la Seremi de la fiscalización de la venta en las calles, manifestó que “nosotros podemos controlar solo los locales autorizados, en cuanto al comercio ilegal es un trabajo en colaboración con los municipios, ellos se tienen que hacer más responsables, pero nosotros podemos cooperar, pues, al final un trabajo en equipo”.

La autoridad afirmó que, evitando el consumo excesivo de chocolates en los menores se previenen complicaciones alimentarias, que pueden provocar vómitos o diarreas, y en el largo plazo se disminuye el riesgo de padecer diabetes y problemas dentales.