Senador integrante de la comisión de Relaciones Exteriores señaló respecto a fallo de Corte de La Haya que "lo importante es que el tema de fondo no se ha comenzado a ver, y es ahí donde Chile va a tener un reconocimiento a su posición, y sobre todo viendo que el Tribunal señaló que incluso obligando a una de las partes a sentarse a conversar, no se puede exigir un resultado. Se acotan sustantivamente las aspiraciones bolivianas".

El Senador integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores, Ricardo Lagos Weber, tras el fallo de la Corte de La Haya expresó que "lo importante es que el tema de fondo no se ha comenzado a ver, y es ahí donde Chile va a tener un reconocimiento a su posición, y sobre todo viendo que el Tribunal señaló que incluso obligando a una de las partes a sentarse a conversar, no se puede exigir un resultado".

"Ellos básicamente lo que señalaron es que los alegatos de Bolivia no exceden lo que establece el artículo sexto del Pacto de Bogotá respecto al periodo en el cual se pueden pronunciar sobre una causa o un litigio. Ellos dijeron que los argumentos que esgrimió Chile —que fue el que dijo que la Corte no era competente— que esos argumentos no se condecían, no se reflejaban en lo que dispone el artículo sexto; esto es, que los argumentos de Chile, no eran válidos para que ellos declararan su incompetencia. esa fue la parte que era previsible que esto pudiera ocurrir, no es una sorpresa lo que ha ocurrido. no me gusta, como no le gusta a muchos, creemos que jurídicamente teníamos argumentos para esto, la Corte estimó otra cosa", dijo el parlamentario por la Región de Valparaíso.

"Sin embargo, la Corte dijo un par de cosas que son bien importantes. Señala que el tema del litigio que se va a comenzar a ver ahora como corresponde, en ciernes, el tema de fondo, es si existe o no una obligación de Chile de sentarse a negociar de buena fe un acceso soberano a Bolivia al pacífico, y que si existiendo esa obligación -que hay que definirlo todavía-, si Chile ya habría cumplido o no cumplido con esa obligación. Entonces, de acuerdo a la Corte se circunscribe que la demanda boliviana no es para declarar si es vigente o no el Tratado de 1904, que queda firme, no se toca ese Tratado... es si Chile tiene la obligación de sentarse a negociar. Y si la obligación existiera a juicio de la Corte, tendría que probar que Chile ha cumplido o no. Y agregó algo que es muy importante: el Presidente del Tribunal agregó que la Corte incluso si determinara que existe la obligación, y que Chile no la ha cumplido, no puede la Corte pedir un proceso de conversaciones que tenga un resultado predeterminado", añadió Lagos Weber.

El parlamentario remarcó que "esto es lo que dijo la Corte: si en el peor de los casos, hay que sentarse a conversar con Bolivia (como lo hemos hecho muchas veces anteriormente), no se puede exigir un resultado determinado que sea darle un acceso territorial soberano", y aunque reconoció que "del punto de vista jurídico no nos fue bien, eso es una realidad" valoró que "lo importante es que el tema de fondo no se ha comenzado a ver, y es ahí donde Chile va a tener un reconocimiento a su posición, y sobre todo viendo que el Tribunal señaló que incluso obligando a una de las partes a sentarse a conversar, no se puede exigir un resultado. En consecuencia, no está en cuestión el tema de la cesión territorial de acuerdo a lo que señaló la Corte hoy día. Se acotan sustantivamente las aspiraciones bolivianas".