Imprimir
Senado Congreso Nacional Carlos Montes

El pasado domingo tuvo lugar el traspaso de mando presidencial. El sexto desde el retorno a la democracia. En general, se ha destacado el buen ambiente y nivel de organización republicana que se vivió desde la elección y, particularmente, en la ceremonia misma. Delegaciones internacionales destacaron la rigurosidad de las formas y el respeto tanto por autoridades entrantes como salientes.

Asimismo, tras la instalación de ambas cámaras del Congreso Nacional y el inicio de las funciones de los nuevos ministros, se han sostenido diversos encuentros de conocimiento y acercamiento, tendientes a ir anticipando el trabajo legislativo de los próximos meses.

En nuestro caso, sostuvimos una reunión con el Ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, quien tendrá a su cargo la agenda legislativa de La Moneda y la coordinación con el Parlamento.

Fue un encuentro cordial en que el Ministro expuso las principales prioridades del Gobierno, ratificando lo ya señalado por el Presidente Sebastián Piñera, en el sentido de buscar acuerdos en algunos temas prioritarios, como infancia, seguridad pública y salud.

Evidentemente, existe disposición inicial a aunar posiciones en esas materias, lo que es compartido por todos los sectores. Para materializarlo, junto con conocer aspectos más puntuales de las propuestas del Ejecutivo, debe existir una disposición a ceder y recoger las distintas visiones, particularmente en temas como los señalados, donde ningún planteamiento de los existentes, resulta irrefutable.

Asimismo, el logro de acuerdos requiere la intención de compartir los frutos de ello, tanto a nivel político como institucional. En lo político, en tanto se trata de esfuerzos compartidos, más aun tratándose de algunas iniciativas que, como en el caso de la transformación del SENAME, se encuentran siendo tramitadas desde el período anterior.

En lo institucional, ello supone también relevar el rol del Parlamento. Este es el lugar para conseguir esos entendimientos. Superar la desconfianza y distancia de la sociedad con la política exige mostrar que las instituciones cumplen su labor en forma oportuna y eficiente.