Esta semana, la Presidenta Michelle Bachelet entregó el detalle de lo que será el Proceso Constituyente, noticia esperada por la gran mayoría de los chilenos debido al anhelo y la necesidad imperante de contar con una Carta Magna originada y diseñada en democracia, que no tenga problemas de legitimidad de origen, y que cuente con la participación de todos los ciudadanos.

La preocupación por el deterioro que experimentan los océanos de nuestro planeta y sus graves consecuencias para la población mundial nos han reunido bajo la iniciativa del Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, en la Segunda Conferencia “Nuestro Océano”.

Aunque han pasado los años nadie ha olvidado el ya mítico “bautizazo” que marginó a 5 jugadores de la Roja, tras llegar tarde a la concentración en un “estado no adecuado”; todavía en la retina está el accidente automovilístico de Vidal, también en pleno campeonato. Hechos que se suman a otros desafortunados eventos, principalmente causados por exceso de alcohol, fiestas y trasnoche.

“Happy” de Pharrell Williams (2014), “Harlem Shake” de Baauer (2013), “Call Me Maybe” de Carly Rae Jepsen (2012), “Rolling In The Deep” (2011) de Adele, “Hey Soul Sister” de Train (2010), “Poker Face” de Lady Gaga (2009), “Bleeding Love” de Leona Lewis (2008), “Umbrella” de Rihanna (2007) y “Hips Don’t Lie” de Shakira feat. Wyclef Jean (2006), son algunos de los grandes éxitos musicales de los últimos años. A pesar de que son diferentes unos de otros, tienen algo en común: cumplen con todas las características para que una canción se transforme en un hit.

El reciente terremoto 8.4 en Chile y sus constantes réplicas mantienen a muchos en pie de alerta. Es sabido que estos movimientos telúricos podrían extenderse aún por varios meses e incluso por más de un año, lo que preocupa especialmente a los padres cuando un nuevo sismo los encuentra lejos de sus hijos. ¿Qué hacer en esta situación?